Ir al contenido

Endometriosis, la enfermedad silenciosa

  • por Unique Natural Cosmetics

La endometriosis es una enfermedad crónica y progresiva que todavía se mantiene  infradiagnosticada, aún pudiendo coartar la vida diaria de las mujeres que la sufren.

Hoy 14 de marzo, se recuerda como cada año el día mundial de la endometriosis.

La endometriosis es una enfermedad crónica y progresiva que todavía se mantiene  infradiagnosticada, aún pudiendo coartar la vida diaria de las mujeres que la sufren.

Esta patología se ha bautizado como la enfermedad silenciosa ya que son muchas las mujeres que la padecen sin saberlo. Esta afecta, en mayor o menor medida, a 2 de cada 10 personas de la población femenina, lo que se traduce en más de dos millones de mujeres en nuestro país, y yo, soy una de ellas. Así que tranquila, ¡No estás sola! 

Pero si aún no tienes realmente claro de que se trata esta enfermedad, te cuento un poquito en las siguientes líneas.

Se trata de una afección en la que un tejido similar al que cubre las paredes del endometrio se reproduce fuera del útero provocando inflamación, sangrado interno o adherencias; principalmente en la zona de los ovarios, las trompas de falopio, la parte externa del útero e incluso los órganos abdominales. Esta alteración puede llevar al dolor pélvico crónico e incluso a la infertilidad si no se diagnostica a tiempo. 

Sus principales síntomas son el dolor menstrual intenso, la aflicción en las relaciones sexuales, molestia al miccionar o deponer, distensión abdominal, náuseas, fatiga y, en ocasiones, depresión o ansiedad, ya que la enfermedad no solo puede llegar causar dolor físico, sino provocar un fuerte impacto en la salud mental de la mujer y en su calidad de vida.

La endometriosis suele afectar a mujeres de entre 15 y 49 años por lo que es muy importante concienciarnos desde jóvenes que la menstruación debe ser en general un proceso indoloro y no debe llegar a incapacitar. ¡Mujeres! No podemos normalizar el dolor ya que puede provocar que transcurra mucho tiempo entre la aparición de los síntomas hasta obtener un diagnóstico, en el caso en que las padezcas.

Por el momento, no existe cura, pero hay diversos tratamientos según la gravedad de los síntomas; desde la cirugía hasta remedios naturales. Es aquí donde entra mi historia y la de Unique.

Y ¿porqué os cuento esto? Porque Unique nació a raíz de esta enfermedad y me gustaría contaros mi historia

 
La endometriosis me quitó la vida primero pero luego me la salvó. Sufrí esta enfermedad desde mi primera regla. El dolor me ha acompañado a lo largo de muchos años, haciendo que todos los meses de mi vida tuviera que parar, imposibilitando seguir con mi rutina: estudios, trabajo, proyectos o cualquier actividad. A este dolor le acompañaban sentimientos de culpa e inseguridad ya que distintos médicos me decían una y otra vez que el dolor estaba en mi cabeza y  que era muy sensible o exagerada porque era normal sufrir con la menstruación. 

Finalmente, me diagnosticaron la enfermedad hace cinco años y tres años después me sometí a una cirugía que parecía ser no agresiva, pero que terminó en 6 horas de quirófano con resección intestinal y extirpación de una trompa. Los cirujanos y cirujanas no entendían cómo había podido vivir así. Ninguna prueba había determinado la cantidad de endometriomas y adherencias que tenía, hasta que no me sometí a la cirugía. 

Todo este proceso que me ha acompañado a lo largo de los años, me llevó a investigar sobre terapias naturales y un estilo de vida más consciente y saludable que me ayudara a controlar los síntomas. Fue en este proceso donde comprendí la importancia de conocer los productos de cuidado e higiene que aplicamos a diario en nuestra piel. Comencé a formarme y a crear mi propia cosmética; el tener una consciencia en lo que consumía fue realmente revelador para mí.

Así nace Unique, con el objetivo de acompañar a todas las mujeres posibles en su camino de autoconocimiento. 

Actualmente, el dolor ha desaparecido y sé que vivir una vida plena y en equilibrio es posible. Aunque hay días que aparece algún síntoma y asusta, sé que la sanación es algo más que tomar medicación.

Así que, si sufres endometriosis o crees que puedes padecerla, te cuento algunos consejos que a mí me han servido y que ojalá te puedan ayudar para que tú día a día sea más fácil.

- Importantísimo, no normalices el dolor.

- Lleva una alimentación con pocas grasas y azúcares y no te pases con la cafeína.

- El descanso de calidad es fundamental.

- Ante cualquier cambio menstrual acude a profesionales.

- Hacer deporte de media intensidad en ayunas es genial.

- La meditación y el yoga son realmente mágicos. 

- Utiliza aceites esenciales para el dolor menstrual, como romero o ylang ylang. Mezcla con un aceite base y masajea suavemente en la parte baja del abdomen y zona inferior de la espalda.

- Investiga sobre PNI y osteopatía, ¡a mí me han dado la vida!

- Busca apoyo en las personas de tu entorno.

Si quieres algunos tips más, te dejo por aquí un ebook con consejos, profesionales especializados en Endometriosis y mucho más. 

Ojalá te hayan servido estas líneas para ayudarte a ti o a alguna mujer de tu entorno. El tabú en cualquier tema relacionado con la salud de las mujeres no debería existir.

"El dolor nunca debería definirnos como mujeres."

Ana

Etiquetado en: endometriosis Vida saludable
Compartir:

Anterior

Valores

Explore your essence, find your balance, respect earth, love life.

Envíos

Recibe tus productos en casa en 48-72h.

Sostenibilidad

Packaging ecológico, envases de vidrio reutilizables, veganos y cruelty free.